barbacoas

ÉRASE UNA VEZ UNA PLANCHA...

La plancha apareció, al parecer, en el siglo XIX en España. En los caminos que llevan a Santiago de Compostela, los peregrinos adoptaron esa plancha de acero por sus múltiples cualidades: fácil de usar, fácil de transportar y limpiar, sólo había que colocarla sobre unas brasas para cocinar cualquier alimento recogido durante el viaje. A partir de aquella versión nómada, la plancha conquistó poco a poco el mundo. Los mejores chefs la adoptaron por su sencillez y por sus cualidades técnicas que permiten realizar recetas sanas y creativas en un santiamén.


  • 6152fc5b7781b50f9d0354f02683a42a.jpg

PayPal

Fabricantes

Accept

Este sitio como la mayoría de sitios web, utiliza cookies para mejorar nuestros servicios y su experiencia de usuario.